Victoria Bellido Martos

Tesorera

Llegué a ALAC en enero de 2012 como pareja de un enfermo alcohólico y yo, con una enfermedad que desconocía hasta entonces: la codependencia emocional. No entendía cómo yo, una mujer independiente y luchadora , no era capaz de deshacerme de esa persona que tanto daño me causaba y nada me aportaba. Aquí aprendí a mirar por mí y, poco a poco, me convertí en una mujer que sabe tomar sus propias decisiones, con mucho aún por aprender porque la vida es un continuo aprendizaje y, también en ALAC, he encontrado  el verdadero amor: JUAN.

Redes sociales